En piel Ajena, Tana French (Círculo de Lectores, 2010)

Sinopsis

Tarde o temprano, el pasado siempre vuelve. Hacía mucho que Cassandra Maddox no oía hablar de Lexie Madison; en concreto cuatro años, cuando Frank Mackey, su superior en Operaciones Secretas, le ordenó infiltrarse en el mundillo de la droga bajo una nueva identidad: Alexandra Madison, estudiante del University College de Dublín. Después de aquella misión, abortada cuando fue apuñalada por un paranoico, Cassie se incorporó a Homicidios y más adelante a Violencia Doméstica, y el nombre de Lexie cayó inevitablemente en el olvido… Hasta el día en que, en un bosque a las afueras de Glenskehy, no muy lejos de Dublín, se halla el cadáver de una joven identificada como Lexie Madison. La noticia sume a Cassie en el desconcierto. «Aquella joven era yo».

 

Es un libro lento, como la mayoría de las novelas de autores ingleses, así que no me cogió de sorpresa.

Cassie Maddox haciéndose pasar por Lexie Madison, dos mujeres muy parecidas que en algunos momentos nos hace sospechar que fueron gemelas y que al nacer las separaron (y es así? No lo sabremos hasta el final.

Durante la novela vemos como los sospechosos vienen y van sin saber a ciencia cierta quien puede ser hasta el último cuarto del libro. En muchos momentos, Cassie/Lexie hace cosas que no nos explicamos y supongo que es por el cariño que les coge a los cuatro habitantes de la casa, ya que son de lo más raro del mundo. Juntados en esa casa. Viviendo una especie de microclima perfecto que vamos viendo que tiene fisuras y que no todo es de color de rosa.

Cassie hasta más allá de mitad del libro no empieza a intentar averiguar nada sobre los habitantes de la casa y es lo que más me extrañó si cojea el libro por algún lado es por este. Se centra demasiado en su investigación en lo de fuera de la casa más que en lo de dentro y, cuando tu superior te dice que los cuatro de la casa son los principales sospechosos… lo primero que haces es investigarlos.

Aunque es lento y he visto por ahí que las notas son bajas es entretenido y tiene ese qué de: “buff, me esta costando leerlo pero no puedo soltarlo” y, sobretodo, vale la pena por los grandes discursos y monólogos de uno de los chicos, Daniel, sobre la sociedad de hoy en día y sobre la vida de las personas en nuestros tiempos que, para mí, son de lo más acertadas y, en eses momentos, disfruté de la lectura.

Anuncios

Una extensión justa (Todo oscuro, sin estrellas), Stephen King (Plaza y Janés, 2011)

Sinopsis

“Una extensión justa”, el relato más corto, es el más malvado y divertido. Harry Streeter hace un pacto con el diablo quien le quitará no solamente su cáncer mortal, sino también todos los rencores que había sentido en su vida.

 

Antes de empezar a escribir esta reseña, me siento obligado a decir, que tengo especial cariño a los relatos y novelas en los que aparece el diablo en cualquiera de sus formas.

Y éste es uno de ellos.

Tal y como dice la sinopsis Harry Streeter hace un pacto con el diablo para evitar morir de cáncer pero en este caso, a cambio, no tendrá que darle su alma o matar a alguien para él. Nada de eso.

“Tiene que hacerle una putada a alguien si quiere deshacer la putada que le han hecho a usted”

Y Streeter solo tiene que elegir a alguien que odie para que reciba la putada. Ese es su “mejor amigo”. Alguien que años atrás le había robado la novia y que ahora triunfa en sus negocios.

Y vemos que la putada le llega poco a poco. Deshaciendo su vida a fuego lento, tan lento que parecen que sean circunstancias pequeñas pero que, una detrás de otra, son desastrosas para la vida del “mejor amigo” de Streeter.

Mientras tanto, la vida del protagonista, sin el cáncer, mejora a pasos agigantados y vemos como su felicidad aumenta.

En definitiva, un delicioso relato corto que esconde temas en su interior como un pequeño bombón de chocolate con el toque justo de brandy por dentro.

La casa infernal, Richard Matheson (Minotauro, 2011)

Sinopsis

En 1949 una expedición de cinco personas se internó en la infame Casa Belasco para desentrañar los misterios de la que era considerada como la casa más peligrosa del mundo. Sólo uno de ellos consiguió salir con vida.

Treinta años después, el millonario Rolf Randolph Deutsch contrata a cuatro extraños, entre ellos el único superviviente de la masacre de 1940, para demostrar la existencia de la vida después de la muerte. Para ello deberán pasar una semana en la Casa Belasco. La Casa Infernal les ha permitido entrar, pero ¿los dejará salir?

 

Novela de fantasmas, casa encantada y los clásicos estereotipos de este estilo (científicos, médiums, gente que cree y gente que no).

Supongo que por esta reseña os daréis cuenta de que la novela no me ha gustado, es más, me ha decepcionado. No se si soy yo, que no tengo suerte con las novelas de fantasmas y casas encantadas o es que las que he cogido no eran las mejores novelas de los autores.

Empieza como siempre, gente entrando en la llamada “Casa Infernal”. Allí, los protagonistas hacen vida mientras intentan demostrar que hay algo después de la muerte. Las hechos suceden muy lentamente, demasiado. Aunque al menos son impactantes. De las 300 páginas que tiene el libro (que me ha costado más de un mes leerme…) puede que 50 sean las más interesantes (la historia de la casa infernal, los momentos en los que vuelan cosas y, sobretodo, las posesiones). Tengo que decir que los mejores momentos son las posesiones, haciendo que los personajes se conviertan en pervertidos sexuales.

Para acabar, me gustaría decir que si alguien quiere leer algo de Matheson, elegiría Soy Leyenda.antes que La Casa Infernal.

Camionero Grande (Todo oscuro, sin estrellas), Stephen King (Plaza y Janés, 2011)

Sinopsis

En “Camionero Grande” Tess, una escritora de novelas simpáticas de intriga, se encuentra con un hombre gigantesco cuando vuelve a casa por una carretera rural después de dar una charla en un club de lectura. Violada y abandonada tras ser dada por muertas, Tess planea su venganza y para llevarla a cabo tendrá que sacar de sí misma un lado totalmente desconocido.

Tessa Jean, escritora de novelas de misterio recibe una inocente llamada para dar una charla sobre sus libros en un pueblo rural que no le queda demasiado lejos de casa.

El problema será a la vuelta en el que, un pinchazo a causa de unas maderas con clavos en el suelo le obligaran a parar y a confiar, a priori en un extraño hombre. En vez de cambiarle la rueda, la viola y la abandona, dándola por muerta (esto es posiblemente lo que menos me ha gustado del libro). Luego, y poco a poco, veremos como Tess empieza a formar en su cabeza una idea de venganza a su violador que acaba en un baño de sangre.

Como decía lo que menos me ha gustado es que la diera por muerta después de violarla. Ya sabemos que puede estar desmayado pero de ahí a darla por muerta, es bastante complicado. Lo siguiente que menos me ha gustado es el ritmo de esta historia, para mi gusto me ha parecido demasiado tranquilo. Si que es verdad que entra muy bien en la mentalidad de Tess y en sus sentimientos después de ser violada. Por lo demás, me ha gustado como se ha cocido poco a poco la venganza (porque si hay que definir esta novela corta es con la palabra (VENGANZA) y como, también poco a poco, ésta se ha consumado. Tess poco a poco también va perdiendo el juicio y como su venganza, también es de manera pausada pero perfectamente factible después de lo sucedido.

El legendario Phil, el asesino (Parte 1)

1

Solo se escuchaban unos pasos por las calles de la ciudadela a aquellas horas del atardecer. La gente, después de escuchar que Phill “el asesino” había vuelto, intentaba evitar las horas oscuras de la ciudadela.

Tras los calmados pasos, unos más rápidos resonaron entre las paredes de las casas, alguien corría en su dirección y, cuando se detuvo, dijo:

—Espere.

El hombre se detuvo.

—¿Phil “el asesino”?

El hombre se giró y vio a una chica de apenas unos veinte años armada con una espada, señalándole con la punta de la hoja. Sus ojos azules lo miraban con rabia. La incipiente luna iluminaba su cara blanca, descubierta gracias a que se había recogido el pelo en una cola. Vestía una camisa por dentro de unos tejanos altos, con los pantalones metidos por dentro de las botas, como todos los ganaderos de la zona.

Para sorpresa de ella, el hombre era mucho más joven de lo que se esperaba. No llegaría a la treintena, iba con la camisa por fuera, los tejanos oscuros gastados y cargaba con un saco en un hombro. Cualquiera hubiera dicho que no era más que un vagabundo pero, en su muslo izquierdo colgaba uno de los viejos revólveres que llevaban años prohibidos.

—Por fin le he encontrado —dijo la muchacha y, de repente, con un fuerte grito y con la espada preparada, se abalanzó sobre él.

El hombre la esquivó con un simple gesto. Las cosas que llevaba en el saco cayeron todas al suelo. En el ataque, la muchacha lo había cortado por abajo y ahora todo estaba desparramado. El pistolero, dándole la espalda a la muchacha, se agachó para recogerlo todo y ella lo tiró al suelo de un empujón.

—¿Es Phil “el asesino”? —dijo ella acercándose para verlo de cerca. Los ojos azules del pistolero la miraron y ella se sorprendió de la larga cicatriz sobre a la ceja que intentaba ocultar con la melena rubia—. Muchos dicen que mataba a varios hombres de un solo disparo.

—Oh, no —le contestó él—. Soy un viejo pistolero que va de aquí para allá.

El pistolero sacó el revolver y se lo enseñó.

—No tiene la marca real —dijo ella, mirando el cañón. Luego abrió el tambor y miró las balas—. ¿Pero qué es esto? No son balas de cristal.

—Es plomo, no sirve para matar —le mintió con una sonrisa—. ¿Cree que soy Phil “el asesino”?

Ella lo miró con cara de no entender la palabra “plomo”.

—Vaya con cuidado. Phil “el asesino” ronda por la ciudadela matando gente inocente—gritó ella, apuntándole sin darse cuenta—. Si va con este revólver podrían confundirle con él.

El pistolero, viéndose encañonado por una muchacha histérica, tragó saliva, rezando porque no le disparara sin querer.

—¡Déjeme decirle algo!—continuó ella— El rey Langdoc hace años que prohibió los revólveres.

De repente, se escuchó un gritó cercano.

Ella dijo algo, le tendió el revólver y, cuando el pistolero lo cogió, salió corriendo en dirección al grito.

2

El hombre que había gritado era un Guardia Real y reculaba con pasos cortos hacia atrás. Un hombre encapuchado, con un revólver de destello en su mano izquierda, le estaba apuntando. Solo podía verle la boca moverse cuando le hablaba. Dos guardias más vinieron y el encapuchado disparó dos certeros tiros. Los recién llegados cayeron y el único que quedaba en pie (el que había gritado) dio un gemido de sorpresa al ver su rapidez y puntería.

—¡Es Phil! —gritó una muchacha detrás de él.

Armada con una espada, saltó sobre el encapuchado. Un estallido y un destello salieron del revólver, mientras esquivaba el ataque de la muchacha. Ella se llevó la mano al brazo cuando empezó a sangrarle y el encapuchado volvió a disparar. La bala de cristal golpeó en la espada y la partió en dos. Por suerte para ella, la hoja e acero había desviado la bala, que se había incrustado en la pared.

El encapuchado se acercó, cargando el tambor con las cuatro balas que le faltaban y cogiéndolas de su cinturón con los dedos corazón y pulgar (no tenía índice en la mano derecha). Cuando acabó le apuntó a la chica y echó el percutor hacia a tras.

En ese momento, para sorpresa del encapuchado, alguien la cogió y la apartó del cañón del revólver.

Los ojos azules de la muchacha y del pistolero se volvieron a encontrar, mientras él la tenía sostenida en sus brazos.

—¿Usted? —dijo ella.

—No es muy apropiado enfrentarse con una espada contra un pistolero.

—Allí está —escucharon en la lejanía. Más Guardias Reales venían—. Es él.

Entonces, el encapuchado corrió hacia los guardias dando tiros al aire y gritando:

—¡Soy Phil “el asesino”!

La Torre Oscura VII, La Torre Oscura (DeBolsillo, 2007)

Sinopsis

Todo lo bueno se acaba, lector fiel, y ni siquiera Stephen King es capaz de narrar una historia que nunca termina. El autor teme que los lectores que han seguido todas las aventuras de Roland desde su principio puedan llegar a cansarse. Sin embargo, ahora queda poco y lo último a veces es lo mejor.

Los compañeros del ka-tet de Roland se encuentran separados en el espacio y en el tiempo y su primera meta es volver a juntarse. Susannah ha sobrevivido al parte del ser monstruoso. Jake, Acho y padre Callahan luchan contra sus enemigos en Nueva York. Roland y Eddie siguen en el año 1977 en Maine; allí buscan la puerta de regreso a donde están sus amigos.

Así comienza nuestra historia, una nueva incursión de Stephen King en los mundos de la fantasía más desbordada. Si has llegado hasta aquí, lector, sigue un poco más. No temas llegar al final del camino.

¡Bienvenido a La Torre Oscura!

No voy a decir nada más de lo que pone en la sinopsis sobre este final de la aventura del pistolero.

Me ha parecido un buen final, lleno de sorpresas, muertes y (como no) magia (y creo que en este más que en ninguno). Las últimas páginas son agridulces de leer, como en muchos libros. Las ganas de llegar al final del camino se mezclan con la lástima de eso, del final, de que acaba.

Pero para mi lo mejor son las últimas páginas en la que Stephen King nos sorprende dándonos a elegir si queremos quedarnos ahí o seguir (yo he seguido y pocas personas creo que han dejado de leer en ese momento). Lo de después, bueno, no se me ocurre una palabra mejor que raro (que no decepcionante).

Solo me gustaría dar un aviso, no se si es mi versión o son todas, pero hay muchos errores de concordancia y ortográficos, así que os recomendaría que cogierais otra edición que no sea la de DeBolsillo, o si lo hacéis, alguna más actual o revisada.

La Torre Oscura VI, Canción de Susannah (DeBolsillo, 2010)

Sinopsis

La diabólica Mia se ha apoderado del cuerpo y parte de la mente de Susannah para que dé a luz a su hijo. Para ello, la obliga a viajar al Nueva York del año 1999, un mundo que aterroriza a Mia y donde necesita a Susannah para sobrevivir.

También a Nueva York llegan Jake, Acho y Callahan, con el propósito de rescatar a Susannah y proteger una parcela, aquella donde crece una rosa que mucho más que un símbolo. La suya será una búsqueda desesperada, pues una vez nacida la criatura Mia no va a necesitar a Susannah.

Mientras tanto, en el verano de 1977 en Maine, Eddie y Roland se enfrentan al escritor Stephen King, que se había olvidado de ellos después de los cuatro primeros volúmenes de sus aventuras y en cuyas manos está su futuro.

De ese modo, Canción de Susannah arrastra al lector en un gran crescendo cuyo desenlace está en el aire. Y es que las fuerzas del mal acechan y el final se acerca…

 

La mayoría de este libro (excepto los dos primeros capítulos del libro) suceden en Nueva York de 1999 o 1977. Por un lado, caminamos junto a Susannah y Mia, por el otro con Roland y Eddie y por último, un pequeño capítulo que nos coloca en los pasos de Jake y Callahan.
En 1977, y después de salir de una emboscada, Roland y Eddie visitan a Stephen King para convencerlo de que continué escribiendo la Torre Oscura. Tengo que decir que este fragmento es de los más extraños, divertidos y curiosos de toda la saga. Después buscan a Calvin Torre para que les venda el solar de la Rosa, una misión difícil convencer al señor Torre. Susannah, en posesión de la trece negra y poseída por Mía, después de cruzar la puerta de la cueva aparece en Nueva York. Allí, Susannah se pone al mando de su cuerpo ya que, a diferencia de Mia, conoce Nueva York. En un primer momento, consigue detener el parto del bebé y, con la ayuda de una tortuga de porcelana con poderes, convencen a un hombre adinerado para que les pague una habitación de hotel en el que poder descansar. Allí, Mia y Susannah hablando y aclaran cosas en una extraño sueño de la protagonista.

Volviendo a 1999, Jake, Callahan y Acho, siguen los pasos de Susannah y llegan a la habitación en la que ella se alojaba y que ya no está. Allí encuentra la trece negra y, antes de ir a buscar a su compañera de ka-tet, se deshacen de ella de una manera tan inocente como sorprendente.

Susannah, guiada por Mia, se encuentra entre los “amigos” de ésta para preparar el parto y dar a luz.

Leyendo las críticas de la gente, decían que Canción de Susannah era el peor de los seis y la verdad es que no lo pienso. Es diferente a los demás, sí, pero porque la mayoría de la acción transcurre en nuestro mundo. Es más, me gusta mucho cuando Roland interactua con Nueva York, las diferencias “culturales” se ven tan claramente que llegan a ser hasta cómicas en algunos momentos. Es un libro de ritmo rápido y es una especie de paréntesis en el camino de la Torre, causado por la huida de Susannah, aunque “el ka es una rueda” y es un paso necesario para llegar a la Torre y salvarla de su derrumbamiento.

La Torre Oscura V, Los Lobos del Calla (DeBolsillo, 2005)

Sinopsis

Roland Deschain y su ka-tet viajan hacia el sudeste a través de los bosques del Mundo Medio. El camino les lleva a él y a sus compañeros hasta Calla Bryn Sturgis, una tranquila comunidad de granjeros y rancheros en las fronteras del Mundo Medio. Más allá de este pueblo se encuentra Tronido, de donde procede la más terrible de las amenazas: los lobos.

En el Calla, los viajeros se encuentran con el padre Callahan, otro refugiado de nuestro mundo. Él también es uno de los protectores de la Torre Oscura, en particular de un solar de la Segunda Avenida de Manhattan donde crece una sola rosa roja.

Los lobos de Tronido se están acercan y por primera vez los habitantes de Calla Bryn Sturgis, entrenados e inspirados por el coraje de Roland y su ka-tet, van a luchar.

Se podría decir que Los lobos del Calla es el principio del fin de esta saga de libros. A partir de aquí los interrogantes se abren y se cierran con los ojos puestos al final del camino.

Después de cruzar el bosque, en el que viven una extraña experiencia y encuentran a algunos habitantes de Calla Bryn Sturgis, los protagonistas llegan al pueblo con la intención de ayudarles en la lucha contra los lobos. Durante toda la novela, vamos descubriendo el plan de Roland para la defensa del pueblo y, sobretodo, de los niños, porque los lobos vienen cada veinticinco años a por los gemelos (en este pueblo los hijos vienen a pares) para llevárselos y hacer con ellos cosas que se sabrán más adelante. Aunque lo que si sabemos es que los niños vuelven siendo cáscaras vacías, absorbidos mentalmente.

Durante la estancia en el pueblo también descubrimos el embarazo de Susannah y quien es el padre del “chaval”. También, otra personalidad aparecerá, sembrando las dudas entre el grupo y llenándolo de mentiras y desconfianzas entre el ka-tet.

Todo acabará entre plomo y polvo, y con un final inesperado y abierto, juntándolo así con el siguiente libro.

Éste posiblemente es el más western de los siete (pero no por eso el menos mágico), muy influenciado por la película del oeste Los siete magníficos. Los que hayáis llegado hasta aquí ya sabréis como es el estilo de Stephen King y sus tramas y la verdad es que sigue en el mismo nivel que en los anteriores. Puede que este sea algo más lento que otros pero las sorpresas son mayores en lo relacionado al pueblo, la trece negra y la cueva de los susurros.

Prólogo

Con el descubrimiento de los cristales y la posterior muerte de los Reyes Buenos, el Reino de Clerain se sumió en una intensa lucha de poder entre las dos familias que optaban al trono y sus seguidores. Los disparos de las nuevas armas de destello (revólveres que disparaban balas de cristal) iluminaban las noches con sus flashes.

Entre estos pistoleros, uno de ellos destacó por encima de los demás, en especial después de que la familia Langdoc llegara al trono y prohibiera las armas de destello. El nuevo Rey nombró caballeros a los pistoleros que habían luchado en su nombre y ordenó que mataran a todo el que portara un revólver sin concesión. En menos de un año, los caballeros del destello (así los había nombrado el rey Langdoc) habían matado a la mayoría de pistoleros, siendo Phil “el asesino”  el que más revólveres trajo al Rey.

Después de eso, algunos dicen que lo vieron ir al este y cruzar el paso hacia el desierto, otros que fue por el camino del norte, junto al bosque perdido; y unos pocos que cruzó el Gran Puente, al sur.

Lo único cierto de Phil “el asesino” es que desapareció, y que se convirtió en leyenda.

La Torre Oscura IV, Mago y Cristal (DeBolsillo, 2011)

Sinopsis

Roland y el ka-tet han conseguido escapar de la ciudad de Lud a bordo de Blaine, el tren enloquecido. Vencen a este último en un concurso de adivinanzas y siguen su camino hacia la Torre Oscura. Roland ahora cuenta su historia, una historia trágica de traiciones y de destierro y de cómo se convirtió en pistolero solitario, sin hogar, entregado a una búsqueda quizá imposible. Pero lo que fundamentalmente narra Roland es la historia de su amor por Susan Delgado, su primer amor y probablemente el único verdadero de su vida, y de las maniobras para separarlos. Y es que Roland era demasiado joven para defenderse de las fuerzas naturales y sobrenaturales que conspiraban contra él…

Este cuarto libro de la Torre Oscura acaba justamente donde nos quedamos en el tercero o, mejor dicho, el prologo es exactamente igual que el último capítulo de Las tierras baldías. Luego, continúa.

A bordo de Blaine el mono el ka-tet consiguen llegar sanos y salvos a  una Topeka arrasada por un virus. Sin darse cuenta, mientras estaban a bordo el tres suicida, han cruzado una raedura y Roland tiene unas pequeñas visiones de su pasado. Y, precisamente de eso, es lo que narra este libro, el pasado del pistolero.

Continua exactamente en el final de los flashbacks de El pistolero, después de que Roland se convirtiese en pistolero. Su padre le envía a Mejis junto a sus amigos para asegurarse que la zona es segura ya que, Mundo Medio, está empezando a convertirse en un lugar peligroso a causa de una eminente guerra. En Mejis, y para pasar desapercibidos, mienten sobre su misión diciéndoles al sheriff y a sus ayudantes que van a contar caballos por si los necesitaran para la guerra. La trama empieza a complicarse cuando Roland conoce a Susan, una muchacha prometida con un alto cargo, y ambos se enamoran, llevando su amor en secreto. Poco a poco, las intenciones de unos y otros se van desvelando, acabando en un trágico final y con Roland absorbido  por una bola de cristal mágica.

Con este libro me pasó exactamente igual que con La llegada de los tres, no estaba editado en DeBolsillo y quise esperarme, así que lo cogí con más ganas que si no hubiera esperado. Por eso (o no), tengo que decir que creo que este es el mejor de los siete (contando que aún me estoy leyendo el último). La historia del pasado de Roland me gustó, los personajes son fácilmente identificables y la historia es a veces tan sencilla que te sorprende. Es la historia de amor del protagonista, ni más ni menos, pero contada desde un punto de vista fantástico y mágico de Mundo Medio.

Las referencias al Señor de los Anillos (a mi parecer) son muy grandes. La bola de cristal me recordó por momentos al anillo único y, después de escuchar a Stephen King que quería hacer su Señor de los Anillos particular, se agradece.

Para acabar, el final es algo caótico y por momentos cuesta entender el plan de Roland pero cuando la batalla acaba lo siguiente sorprendente y trágico, sobretodo trágico.