El ocupante, Sarah Waters (Círculo de Lectores, 2011)

Sinopsis

Poco queda de la riqueza y la opulencia que el doctor Faraday conoció de niño en Hundreds Hall. El caserón de la familia Ayres es apenas una sombra de lo que fue y algo malvado parece haberse instalado en la casa. A Betty, la sirvienta, le aterra vivir allí; Gyp, el perro, nota extrañas presencias, y Roderick, el hombre de la casa, está sufriendo una metamorfosis preocupante. Quizá Faraday sepa hallar una explicación antes de que la casa acabe con sus habitantes.

Para empezar quiero reconocer que me compré este libro porque en la revista del Círculo de Lectores ponía:

“El libro del año”

La frase no era de un cualquiera. Debajo de ella ponía Stephen King y si uno de los escritores más vendidos del género de terror dice esto sobre una novela de fantasmas, es una señal.

Pero el señor King (y con perdón por la expresión) me la metió doblada.

Este verano, estando de vacaciones y debajo de la sombrilla me aventuraba en Hundreds Hall esperando a que, en algún momento, la casa, el fantasma o lo que ahí dentro hubiera me quitaran el calor de las mañanas de playa. No pedía que me estremeciera o que me dieran escalofríos leyéndolo. Quería que me enganchara. Y lo que conseguía una y otra vez es que me fuera al agua para olvidarme del calor y del libro.

En general es lento, aburrido y los personajes tienen un carácter que saca de quicio. La mujer que había sido rica y que ahora no lo es y se niega a abandonar una casa que no puede mantener, el hijo que hace todo lo que puede por mantener la casa que se cae a trozos, el médico que no se cree nada de los fantasmas y que intenta dar explicaciones racionales a todo y la hija que, sinceramente, no sabría como definirla. El único que se salva es el perro y a la mitad lo quitan de en medio. Y del final… mejor no hablar.

Aunque el libro no me gusto y, para que engañarnos, me lo leí porque lo había pagado, se salva algo. La verdad es que las descripciones de la casa y esa aura extraña son muy buenas y hacen que visualices los interiores y los exteriores en cada momento. Pero nada más.

¿Lo recomiendo? Rotundamente, no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: