La torre oscura I, El pistolero (DeBolsillo, 2010)

Sinopsis

“EL HOMBRE DE NEGRO HUÍA A TRAVÉS DEL DESIERTO Y EL PISTOLERO IBA EN POS DE ÉL.”

Estas palabras las escribió Stephen King en 1970, cinco años antes de la publicación de su primera novela, y con ellas abrió la puerta a un nuevo mundo que muchos lectores todavía no conocen bien. De esta forma se inició una fantasía épica en siete tomos, La Torre Oscura, que ya se ha convertido en un clásico del género.

En un mundo extrañamente parecido al nuestro Roland Deschain de Gilead persigue a su enemigo, el hombre de negro. Roland, solitario, quizá maldito, anda sin descanso a través de un paisaje triste y abandonado. Conoce a Jake, un chico de Nueva York pero de otro tiempo, y ambos unen sus destinos. Ante ellos están las montañas. Y mucho más allá, la Torre Oscura…

Podéis descargaros una parte del primer capítulo de El Pistolero de la página de Plaza y Janés clicando en la imagen. 

Tal y como dice la sinopsis, El pistolero es el primero de siete tomos. Hace años que leo la Torre Oscura y, aprovechando que estoy leyendo el último y daré aquí mi opinión, me gustaría que estuvieran los seis anteriores.

Disculpadme si me dejo algo.

A diferencia de la mayoría de libros, el primer capítulo narra la historia hacia atrás. Tenemos al pistolero en el desierto. Luego nos explica los hechos anteriores y su hospedaje en la casa de un supuesto mago. Al dueño de la casa le explica su camino anterior en el pueblo de Tull. Y es allí, donde una amante de Roland le contará el paso del hombre de negro días atrás. Luego, acaba cerrando el paso del pistolero por Tull, la salida de la casa del mago y un pequeño periodo en el desierto.

Los siguientes capítulos están narrados en orden cronológico (a excepción de algunos flashbacks que contarán una parte de la juventud de Roland). Por si el primer capítulo (el más western) no fuera lo suficiente misterioso, los siguientes lo son aún más. Encuentra a un chico de Nueva York (nuestra Nueva York) que a llegado al mundo de Roland (en el que descubrimos que hay gasolineras y otros elementos de nuestro mundo). Ambos emprenden el camino juntos pasando por el bosque al pie de las montañas y, cruzando las montañas al estilo Señor de los Anillos, por debajo de ella (con la diferencia que en las Minas de Moria van andando y aquí en vagoneta). Lo siguiente… hay que leerlo para impresionarse.

Hace años que lo leí y la verdad es que no recuerdo los sentimientos, pero las ganas al cogerlo, fueron mucho menores (y eso que lo empecé con ganas) que al acabarlo y querer continuar.

Es lectura fácil, rápida y en ningún momento te pierdes por el mundo de Roland y eso se agradece. Es el más corto de los tres pero, supongo que es por ser el primero, es de los que más disfrutas.

Para acabar, me gustaría destacar que es sorprendentemente contagiosa  las ganas de Roland de alcanzar al hombre de negro, sintiendo incluso en algunos momentos querer leer más, para así evitar perderle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: