La Torre Oscura III, Las Tierras Baldías (DeBolsillo, 2011)

Sinopsis

Roland ya no está solo en su búsqueda de la Torre Oscura. Le acompañan Eddie y Susannah, quienes llegaron desde diferentes momentos de Nueva York en La llegada de los tres. Ya les ha entrenado en las artes antiguas de los pistoleros. Sin embargo, el ka-tet aún no está completo. Roland ha de traer a una persona más desde Nueva York hasta Mundo Medio, una persona que ya ha estado allí y ha muerto no una vez, sino dos, y que sigue viva. El ka-tet, los cuatro unidos por su destino, tendrá que viajar a través de las envenedadas tierras baldías para llegar a la temible ciudad derruida de Lud. Su única esperanza será subirse a un tren rabioso que también busca su destrucción.

A diferencia de los dos anteriores, Las tierras baldías está dividido en dos libros.

El primero continúa unas semanas después de los hechos de La llegada de los tres, con Roland entrenando a sus nuevos compañeros pero “sumido” en una extraña depresión, algo anormal en él. Éste principio está muy relacionado con el final del anterior ya que, el pistolero, recibe las consecuencias de los acontecimientos anteriores en su mente, llegando a vivir dos realidades distintas. Pero no solo él, otro personaje sufrirá en sus propias carnes el cambio en el pasado que Roland hizo y que dividirá su mente en dos vivencias, la que fue y la que está siendo.

Lo siguiente será restaurar esa división de los personajes y llegar al segundo libro, titulado Lud.

Con los personajes todos reunidos, y Roland a la cabeza ya recuperado, continúan el camino hacia la Torre, estando seguros de la dirección a seguir gracias al descubrimiento de un Haz, un camino que lleva directamente a la Torre. Deberán pasar por Lud, una gran ciudad que ahora está destruida y que en ella viven los Pubis y los Grises y que están en guerra entre ellos. Con el paso de los acontecimientos, veremos el retorno de algún otro personaje de El pistolero y el (¿extraño?) final (que no lo es, porque deja en el aire la última parte), que en sus días fue muy criticado (como se verá en el libro Canción de Susannah).

Este libro me gustó especialmente porque vuelve al Mundo de Roland y, cada vez más y conforme avanzan los pasos del ka-tet, es más extraño, enigmático y mágico/tecnológico. Una vez has llegado a este libro, gracias a que los personajes ya no van a la deriva, se hace más contagiosa la ansia de llegar a la Torre (algo de lo que ya hablé en El pistolero). Y, puede ser que gracias a ese final inconcluso también, las ganas de leer el siguiente, sean mayores.

Me gustó mucho como Stephen King cierra el tema del retorno del personaje del primer libro, pareciendo (él dice que no tiene nada pensado con estos libros, y con ninguno, no se si será verdad o no) que ya tenía todo planeado desde el primer libro y que sería alguien importante en la historia de éstos siete  de La Torre Oscura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: